el contestador automático

bumba-meu-boi (São Luís)

Si te hemos enviado a esta entrada como respuesta a alguna consulta que has realizado en el blog es porque contiene la respuesta a tu duda. Para facilitar la redacción de preguntas y respuestas hemos creado un lugar imaginario llamado Brasilandia; deberás sustituirlo por el lugar sobre el cual nos estás consultando.

La idea principal de este contestador, además de evitarnos respuestas repetidas, es hacer que toméis el control de vuestro propio viaje. No dejéis que otros a los que no conocéis decidan por vosotros. Valorad, sí, las opiniones de este blog y las de sus lectores; consultad otras fuentes también. Pero los que os vais de viaje sois vosotros por los que los que debéis tomar las decisiones sois vosotros también. Cuanta más información tengáis, mejor tomareis esas decisiones.

1. ¿15 días son muchos en Brasilandia?

Échale un vistazo atento a todo lo que hemos publicado sobre Brasilandia. Intenta informárte al máximo sobre sus características, si tiene playa, montaña, naturaleza, compras, cultura, vida nocturna, entretenimiento. Una vez que tengas toda esa información en tus manos, párate a pensar si ese sería un lugar en el que te gustaría quedarte 15 días. Hay gente que es feliz veraneando 30 días en la misma playa; hay gente que no aguanta dos días sin cambiar de playa; ¡hay incluso gente a la que no le gusta la playa! Como no tenemos cómo saber cuáles son tus gustos y cómo pasas tus vacaciones, solo te podemos informar para que tú tomes tu propia decisión basada en los datos que encuentres aquí y en otras fuentes.

2. ¿Brasilandia es un buen lugar para mis bebés/mis niños/mis hijos adolescentes?

Seguro que ya has descubierto que no hay dos bebés/niños/adolescentes iguales. Como tampoco hay dos parejas de padres iguales. Hay padres que se llevarían a su bebé a la cima del Kilimanjaro y padres para los que el recorrido del hotel a la playa se convierte en una especie de deporte extremo. Si a este hecho se le suma que no sabemos cómo son tus bebés/niños/hijos adolescentes, seguro que no te costará entender que no podemos imaginarnos si Brasilandia es un buen lugar para tus vástagos. Por ello nuestra recomendación es que leas todo lo que hemos publicado sobre Brasilandia. Intenta informarte al máximo sobre sus características, si tiene playa, montaña, naturaleza, compras, cultura, vida nocturna, entretenimiento. Una vez tengas esos datos, juzga si te parece que es un lugar en el que tus hijos (sólo tú sabes cómo es su temperamento y cómo se portan cuando están de vacaciones) se lo pasarían bien durante las vacaciones.

3. ¿Lloverá en Brasilandia la semana que voy a pasar allá dentro de cuatro meses? Versión alternativa: Estoy angustiado/a porque veo el pronóstico del tiempo e indica lluvia en Brasilandia todos los días. ¿Alguien me puede decir si es así?

Por desgracia no nos ha llegado todavía el sofisticado equipo que le encargamos a la NASA y que nos va a permitir predecir con 100% de exactitud el tiempo que va a hacer en cualquier parte del planeta en los próximos 365 días. Sin ese equipo estamos bastante perdidos, ya que sabemos que aunque los ciclos generales del tiempo se repiten, el 1 de mayo de un año puede llover y hacer frío mientras que al año siguiente puede salir un sol achicharrante. Por eso te recomendamos que leas la entrada la angustia de saber qué tiempo hará de este mismo blog.

Y sí, a veces las páginas de pronóstico del tiempo indican lluvia cuando se va a registrar lluvia aunque solo sea al final de la tarde y con un hermoso sol durante la mayor parte del día. Pero volvemos a lo mismo, no podemos saber cuáles van a ser las condiciones meteorológicas precisas en las fechas de tu viaje. Y si te quedan tres días para viajar, no te angusties y disfruta de las vacaciones.

4. ¿Cuánto voy a gastar de promedio por día en Brasilandia?

Vamos a ver. Si ayunas y tampoco cenas y solo vas a la playa, puedes sobrevivir sin gastar nada. Si por el contrario te gusta comer con una buena botella de vino y cuando vas a la playa tiene que haber siempre langosta en la mesa, ve calculando varios centenares de reales por día. Más todavía si le compras aquel regalo precioso que viste en la tienda a tu compañero o compañera.

Como verás, diferentes personas viajan de diferentes formas y plantean diferentes exigencias durante sus vacaciones. No existe el concepto de “promedio” cuando estamos hablando de gastos. Fíjate, ni siquiera nosotros conseguimos calcular con precisión cuánto vamos a gastar en un viaje determinado, y te aseguro que sabemos muy bien cómo viajamos. Pues si nosotros no conseguimos hacer ese cálculo, imagínate lo imposible que debe ser hacerlo con alguien a quien desconocemos por completo. Para ayudar a que puedas elaborar tus propios cálculos aproximados tenemos una entrada en el blog llamada tres presupuestos para un viaje por Brasil. A partir de ahí y de lo que conoces que es tu forma de viajar, puedes intentar elaborar un presupuesto aproximado para tus vacaciones.

Si alguien te responde con seguridad absoluta, “vas a gastar 50 reales por día”, párate a pensar: “¡pero que sabe esa persona de mí!”

5. ¿Qué hotel me recomiendas en Brasilandia?

Si te lo puedes pagar, el más caro y lujoso posible siempre que tenga buenos comentarios en Trip Advisor. A veces me dan ganas de dar esa recomendación. No te puedo señalar ningún hotel, no te conozco, no sé cómo viajas, no sé lo que valoras en un hotel, no sé si para ti el hotel es una parte fundamental de las vacaciones o es completamente accesorio. No sé nada. Lo máximo que te puedo contar, e intento hacerlo en el blog, es cómo fue mi experiencia en tal o cual lugar, para que sumes esa evaluación a tantas otras que circulan internet. Para facilitarte la búsqueda de alojamiento hemos creado listados de hoteles y pousadas para la mayoría de los destinos que cubrimos en el blog. Encontrarás el enlace a los mismos en las fichas de destinos. Ahí comienza tu trabajo de búsqueda que debes complementar con los comentarios, críticas y elogios que vas leyendo aquí y allá.

Pero no dejes nunca que alguien elija un hotel por ti. ¿Qué saben de ti? Lo que es bueno para ellos puede que no encaje con tu forma de viajar. Para alguien una piscina puede ser fundamental, para ti completamente superflua. Otros sobreviven sin una televisión o un minibar y puede que para ti sean esenciales. Hay gente que viaja con familias y aman los hoteles donde los niños pequeños no paran de gritar de 9 de la mañana a 9 de la noche (que es la hora en la que los bebés toman el relevo de los niños y comienzan a llorar). Puede que tú busques el silencio absoluto. Usa las opiniones de los otros para formarte tus propias conclusiones. Muchas veces acertarás, algunas te equivocarás, pero eso todo es parte de esa fase tan emocionante de los viajes que es su preparación previa.

En resumen: el objetivo de De viaje a Brasil no es funcionar como una agencia de viajes recomendando hoteles y sí reunir experiencias y opiniones de viajeros para que, a partir de su consulta, puedas realizar una elección lo más informada posible del alojamiento de tus vacaciones.

6. ¿Es mejor ir a una pousada con media pensión o a un aparthotel donde me hago todas las comidas?

Esta pregunta es hermanita de la anterior. No lo sé, depende de ti, de tu habilidad en la cocina, de qué priorizas en tus vacaciones, de un sinfín de factores sobre los que tengo cero pelotero de información. Si te cocinas tú la comida, vas a ahorrar dinero aunque a cambio vas a tener que cocinar y lavar la vajilla después. Si comes fuera, vas a gastar más dinero, vas a descansar y vas a saborear la comida del lugar. La decisión es enteramente tuya.

7. ¿Cómo llego del aeropuerto a Brasilandia?

Verás que en todas las fichas de destinos están explicadas las diferentes formas de transporte disponibles para llegar a los mismos. Échale un vistazo que seguramente encontrarás cómo llegar del aeropuerto a la ciudad. Normalmente suele haber varias opciones, elige la que más se adecúe a tus necesidades. Así, si viajas con niños pequeños y mucho equipaje, tomar un autobús local puede no ser una buena idea, como tampoco puede serlo si es tu primer viaje a Brasil y llegas a una gran ciudad.

8. Quiero ir de vacaciones a Brasil pero no sé si ir a Brasilandia o a Brasilópolis. ¿Cuál elegirías tú?

En realidad lo que eligiría yo no importa demasiado, ya que el que se va de vacaciones eres tú y no yo. Mi consejo es que te leas toda la información que tenemos sobre ambos destinos en el blog y que a partir de mis opiniones y de los comentarios de los lectores del blog juzgues cuál de los dos destinos va más con tu forma de viajar. Tampoco te olvides de consultar las medias históricas de temperaturas y lluvias, un destino puede ser mucho más recomendable que otro en función de la época del año. Entenderás que sin conocerte, sin tener la más mínima idea de lo que buscas, me resulte imposible darte una recomendación.

9. ¿Me recomiendas que compre reales ahora o que espere un poco más?

En cuestiones que van a tener un impacto dinero en tu economía no te puedo dar ningún consejo, es una responsabilidad demasiado grande que ni puedo ni quiero asumir. Consulta con un analista especializado en cambio cuáles son las tendencias que ellos, los especialistas, prevén para los próximos meses -y fíjate que ni si quiera las previsiones de los profesionales del tema son 100% seguras-. Y actúa en consecuencia. Aquí en el blog te podemos contar lo que ha ocurrido en el pasado; por ahora no tenemos un departamento de futurología que nos inspire la suficiente confianza como para dar consejos sobre el futuro.

10. ¿Me recomiendas que compre los billetes de avión ahora o que espere un poco más?

Esta consulta es hermana gemela de la anterior. Repito lo dicho allá, en cuestiones que van a tener un impacto dinero en tu economía no te puedo dar ningún consejo, es una responsabilidad demasiado grande que ni puedo ni quiero asumir. Consulta con un analista especializado en la evolución de los precios de los billetes de avión cuáles son las tendencias que ellos, los especialistas, prevén para los próximos meses -y fíjate que ni si quiera las previsiones de los profesionales del tema son 100% seguras-. Y actúa en consecuencia.

Fíjate, puede que esperando un poco más, encuentres un billete más barato. Pero también puede que no y tengas que pagar mucho más de lo que ibas a pagar inicialmente. Si tienes flexibilidad absoluta de fechas siempre te puedes plantear esperar un poco para ver si aparece alguna promoción. Pero si no puedes cambiar las fechas de tus vacaciones y vas a viajar en temporada alta, esperar hasta el último momento es una operación de riesgo.

11. ¿El hotel/la pousada tal… ?

Y sigue un reguero de preguntas que puede incluir ¿tienen wifi?, ¿a qué hora sirven el desayuno?, ¿prestan toallas para la playa?, ¿tienen servicio de transfer?, ¿con qué voltaje trabaja? y muchas más.

Hay una forma absolutamente infalible de obtener esa información, que además conlleva un compromiso de veracidad, que es preguntarle directamente al hotel/pousada. Nada de lo que os puedan responder otros viajeros es tan seguro como preguntarle directamente al establecimiento en el que os vais a alojar.

12. Voy a acudir a un partido del mundial de fútbol. ¿Cómo llego al estadio?

Todavía faltan varios meses para el mundial. Todas las ciudades sede van a organizar dispositivos de transporte especiales para llevar a los aficionados hasta los estadios. A juzgar por eventos deportivos similares del pasado, los detalles del transporte serán conocidos pocos días antes del mundial, cuando ya estén concluídas todas las obras. Por lo tanto, aguardad hasta unos días antes del mundial para saber cómo llegar al estadio, la información que os podamos dar hoy va a quedar desactualizada cuando lleguen las fechas del torneo.

——————————
ENTRADAS RELACIONADAS:
lo+leído
léeme antes de realizar cualquier consulta
cómo buscar información en el blog

Suscribirme al contenido del blog por email.
Seguir a De viaje a Brasil en Twitter.
Seguir a De viaje a Brasil en Facebook.