viaje a Florianópolis en 2017

16 March 2017 | By | Comentario More

El Rincón del viajero del blog recibe hoy la colaboración de nuestro lector Mariano, que viajó hace poco a Florianópolis. Muchas gracias por tu colaboración.

Si como Mariano quieres enviar cualquier colaboración para esta sección del blog, usa la dirección que aparece en la página de contacto del blog.

El siguiente texto y fotos son de Mariano.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Viaje a Florianópolis en marzo de 2017

 photo Llegando-a-Praia-Lagoinha-do-leste_zpsc6hucfhs.jpg
Foto: playa de Lagoinha do Leste

Voy a tratar de resumir nuestra experiencia (muy reciente, volvimos ayer). Este blog me ayudo a decidir finalmente el viaje, gracias por eso y espero devolver al menos en parte la ayuda brindada.

Primera consideración: la isla es hermosa y grande. Si bien la información previa sirve, una cosa es leer y otra conocer. Por algo dicen que Florianópolis tiene los mejores niveles de vida de Brasil. Más de 400.000 habitantes tiene la isla y 1.000.000 sumado todo el conglomerado urbano del continente. Mucha gente, pero sin embargo conserva lugares tranquilos. No conozco, pero por momentos me imagino que algo así debe ser recorrer una isla del archipiélago del Japón (salvando las distancias), pequeñas islas con accidentes geográficos por todos lados, mucha gente y también naturaleza y rincones tranquilos para quien quiera conocer. En 7 días es imposible recorrer toda la isla, aun en Marzo. Nosotros fuimos en auto y a veces el tránsito se congestiona. Como ya se dijo, las distancias entre una playa y otra o entre un lugar de interés y otro son largas (no es Buzios). En una semana nos concentramos mayormente en el sur de la isla, lugar en el que elegimos hospedarnos justamente buscando parar en un lugar tranquilo (siguiendo las recomendaciones y comentarios de Tony).

 photo Armacao-2_zps7b2bgvt9.jpg

Foto: Armação

Novo Campeche

 photo Praia-Novo-Campeche_zpsacs0ckku.jpg
Foto: Novo Campeche

La Pousada Do Capitao (buena, no sobresaliente) queda en el nuevo barrio de Novo Campeche, un barrio tranquilo y agradable del sur, con condominios nuevos y en construcción, a 200 metros del sector norte de la playa Campeche. No hay servicios en esta zona de playa, si los hay en el “centro” de la playa Campeche, a unos 2 o 3 kilómetros por la playa hacia el sur. En Novo Campeche no hay muchas opciones para cenar ni otro tipo de comercios, hay que caminar unas cuadras o ir en auto. Un lugar muy recomendable aquí es Quintal Da Casa, un espacio abierto donde varios “foods trucks” ofrecen distintos tipos de comidas y bedidas. O buscar otras alternativas de las 3 o 4 más que existen en las inmediaciones, pero bastantes dispersas.

Playas

 photo refugio-en-Praia-Lagoinha-do-leste_zpsmewrsw9z.jpg
Foto: refugio en playa de Lagoinha

Hay 46 playas en toda la isla y para todos los gustos. Muy difícil hacer un ranking. Nosotros no pudimos conocer las playas del norte de la isla, que se supone son las más conocidas y concurridas. Apenas pudimos dar un pantallazo de las playas del litoral Este, desde el centro hacia el sur. Ninguna nos parece de fuerte oleaje ni fría (más bien templadas), al menos comparadas con las playas argentinas o uruguayas. Si no son piletas de natación, como lo son varias playas de Buzios, por ejemplo. Las playas suelen ser más bien abiertas y con olas pero nada que no permita unos buenos y largos “mergulhos” para quien gusta del mar con movimiento, como es mi caso.

 photo Praia-Lagoinha-do-leste_zpscgj1zigp.jpg
Foto: Lagoinha de Leste

De norte a sur, Praia Barra da Lagoa, y Campeche son bien amplias, con hermosas vistas. Luego desde la hermosa zona de pescadores de Armacao se cruza caminando a una de las playas que más nos gustó: Matadeiro. Tipo bahía, rodeada de morros con vegetación de mata atlántica exhuberante. Todos los que la conocen se vuelven fanáticos de esta playa. Oleaje más bien suave (donde es peligroso los guardavidas lo señalan), lugares para comer con sombrillas en la playa, pero nunca la vimos abarrotada de gente. Es la única playa que repetimos en la visita y que elegimos para despedir el viaje.

 photo Pantano-do-Sul_zpsohk2npmx.jpg
Foto: Pantano do Sul

Luego hacia el sur encontramos Pantano do Sul. Una linda playa de pescadores en especial para visitar al caer la tarde, cuando se empiezan a encender las luces de las casas que la rodean por los morros y se van las embarcaciones plácidamente sobre el agua. Y para terminar cenar en el célebre bar Do Arante, sobre la playa misma. Además desde Pantano do Sul parte uno de los senderos (llamados allí “trilhas”) para llegar a la playa más hermosa de Florianópolis (para nuestro gusto): la solitaria y salvaje Lagoinha do Leste. Después de casi una hora y media de caminata en medio de la mata atlántica, casi todo el trayecto en sombra, y con moderadas trepadas (siempre muy bien señalizado, imposible perderse) se llega a esta deslumbrante playa, la que se ve primero desde una especie de mirador natural. En esta enorme playa totalmente rodeada de bosque no encontramos más de 20 personas y tres perros. El “quiosque” que funciona en temporada no estaba abierto y lo usábamos para resguardarnos del sol. También en temporada alta o cuando las condiciones del mar lo permiten salen barcos desde Pantano do Sul (creo) hacia esta playa, por lo que es posible ir y venir en barco o al menos volver. Quizás en estas condiciones la cantidad de visitantes aumente pero no creo que llegue a saturarla. Otra forma de llegar por medio de otra trilha es partiendo de la playa Matadeiro, pero dicen que es más dificultoso aunque más lindo todavía el trayecto.

Finalmente la última playa que conocimos hacia el sur fue la Praia Solidao, linda playa más o menos similar al resto.

 photo ilha-Campeche_zpsoadgozxl.jpg
Foto: Ilha do Campeche

Punto aparte merece la Ilha Campeche. Hay dos opciones: barcos más grande que parten desde Armacao hasta el mediodía o gomones tipo Zodiac para seis personas que parten desde Praia Campeche (a 200 metros a la derecha del ingreso principal a la playa donde están dos restaurantes, uno a cada lado). Ambas opciones son caras (barco 90 reales y gomón 130 reales, por persona ida y vuelta –marzo 2017-). Yo recomiendo el gomón ya que llega en 10 minutos. Para eso conviene estar entre 8 y 8:30 de la mañana haciendo fila en el puesto y si son de las primeras tandas pueden estar en la playa a las 9.30 hs. (el primer gomón salió 9.15 hs.). Asi es posible disfrutarla antes que se llene de gente de varios barcos y gomones, lo que ocurre cerca del mediodía. Se supone que la isla es un área protegida y tiene un cupo de visitantes. No sé si eso se respeta, pero para mí la carga de gente está al límite si es que no la sobrepaso ya. Esto opaca un poco la visita de un lugar hermoso, con aguas tranquilas y cristalinas, y la mata atlántica como fondo. También es posible hacer unas trilhas de variada exigencia, algunas llevan varias horas y recorren toda la isla y otras, como las que nosotros hicimos, poco más de una hora entre ida y vuelta y visita hermosos miradores y yacimientos arqueológicos. El tiempo de permanencia permitido es de aprox. de 6 horas como máximo, otra razón para ir lo más temprano posible, ya que a las 15 hs aprox comienzan a partir todos los barcos con la gente de regreso. En resumen, un hermoso lugar, con menos gente mas bello, que vale la pena conocer a pesar del costo. El año pasado estuvimos en Arraial Do Cabo (cerca de Buzios) un dia y vistamos la Ilha Do Farol. Es lo más cercano que tengo para comparar. En esa compulsa nos parece que Ilha Campeche sale segunda. Ilha do farol tiene arenas blancas en serio, una transparencia aun mayor y un entorno más “mágico”. Y eso que solo estuvimos una hora en una excursión!!

Otros lugares

 photo mirador-en-lagoa-do-conceicao_zpsx2ikks4y.jpg
Foto: mirador en Lagoa da Conceição

Además de playas, Florianópolis tiene dos lagos internos: Lagoa da Conceicao y Lagoa do Peri. Junto a otras lagunas menores y hasta un rio. Solo pudimos recorrerlas de pasada, falta profundizar. La costanera de la Lagoa da Conceicao es bellísima y al cruzar el puente que las divide hay un buen mirador. Sobre una costa de este lago se desarrolla la avenida Das Rendeiras, recomendable para visitar en cualquier horario, con varios restaurantes y algunos negocios que venden las clásicas artesanías de las rendeiras. Desde aquí parten también barcos que recorren el lago. También desde cerca del mirador cruzando el puente.

Otros sitios recomendables (en especial para ir con chicos) son la sede que el proyecto TAMAR tiene en la isla (en Barra da Lagoa), una ong dedicada a la conservación de las tortugas marinas; y en el mismo sentido el Proyecto Lontra (en Lagoa do Peri), que hace un trabajo similar por la conservación y estudio de las nutrias o lobitos de río. Ambos lugares se financian, en parte, con lo que aportan los visitantes.

 photo Ostradamus-en-Riberao-da-Ilha_zpslvpvbyyt.jpg
Foto: Ostradamus

 photo calle-de-Riberao-da-Ilha_zps5i6tkcse.jpg
Foto: Ribeirão da Ilha

Y por último, descubrimos -casi antes de irnos- el barrio histórico Riberao da Ilha, sobre el litoral oeste de la isla. Nos gustó más todavía que los buenos comentarios que habíamos leído. Casas coloniales bien mantenidas sobre la costa, muchas de ellas convertidas en negocios de artesanías, como por ejemplo “Lu e Timtim”, que trabaja con artesanía de cerámica esmaltada, siguiendo la tradición portuguesa.

 photo azulejos-en-Ostradanus-en-Riberao-da-Ilha_zpsmnvo3fsc.jpg
Foto: azulejos en Ostradamus

Vale la pena, también, pararse y admirar (y fotografiar) los casi 20 murales de azulejos decorados del restaurante Ostradamus, que resumen la historia de la región. No se pueden describir, hay que admirarlos.

 photo Muqueca-da-ilha-en-Riberao-da-Ilha_zpsvypfqmrx.jpg
Foto: Muqueca da Ilha

Nosotros elegimos para cenar el restaurante Muqueca da Ilha. Riquísima comida (todo en base a frutos de mar), hermosa ambientación y capítulo aparte merece su dueño y chef, Any Carvalho. Un personaje muy singular que transmite su pasión por el lugar de forma apabullante!!.

Solo describí los lugares que llegamos a conocer, por lo menos medio isla quedará para la próxima visita!!

Como fuimos

Fuimos en auto desde Buenos Aires por la ruta BA – URUGUAIANA – ROSARIO DO SUL (DONDE PARAMOS A L NOCHE) – PORTO ALEGRE – FLORIANOPOLIS. Es un viaje cansador pero el destino lo justifica de sobra. Además la comodidad de moverse en auto en la isla permite conocer más lugares. No se cómo es el transporte público, se ven ómnibus por las principales calles y avenidas y también taxis y tengo entendido que funciona UBER.

La ruta en Brasil en el tramo URUGUAIANA – ROSARIO DO SUL – PORTO ALEGRE está en muy mal estado, andar con precaución. Y la llegada para rodear Porto Alegre en la autopista es bien confusa y a pesar de saberlo y tenerlo estudiado NOS EQUIVOCANOS tanto de ida como de vuelta en al zona del Estadio del Gremio. Nada muy grave salvo el momento de nerviosismo, seguimos hasta poder retomar y volver sobre nuestros pasos. Hay decenas de blogs y comentarios sobre COMO NO PERDERSE EN PORTO ALEGRE, que tiene una relativa utilidad, una cosa es leer y otra estar allá.

Espero este relato sea de utilidad. Saludos a todos.

Categoría: destinos: Santa Catarina, rincón del viajero

Deja un comentario