viaje a Juquehy, São Paulo

Juquehy

El Rincón del viajero recibe hoy la colaboración de nuestro amigo Daniel,
que ya es un habitual desde espacio, habiendo compartido con todos sus viajes a Florianópolis y también a Praia do Francês en Alagoas. Daniel viajó hace poco a Juquehy, en la costa norte del estado de São Paulo, y comparte ahora con todos sus experiencias. Muchas gracias por tu colaboración una vez más.

Si como Daniel quieres enviar cualquier colaboración para esta sección del blog, usa la dirección que aparece en la página de contacto del blog.

El texto que es de Daniel.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Hola a todos!

Antes que nada, quiero agradecer a Tony la oportunidad de permitirme expresar nuestra experiencia a traves de su blog. El objetivo de este relato es contribuir humildemente con tanta y tan buena informacion, que este medio me ha proporcionado desde hace tanto tiempo.

Hace ya unos 3 años, un matrimonio paulista muito legal que conocimos en Porto de Galinhas, nos recomendo la localidad de Juquehy, litoral norte del estado de Sao Paulo. Pasó el tiempo, y a fines de 2015 decidimos quebrar una lanza por ellos, y descubrir un destino que por lo que hemos hablado, a los uruguayos les es bastante ajeno. Cada vez que cuento sobre este viaje, y menciono el estado de Sao Paulo, todos tienden a asociar con la megalopolis paulista, y enseguida vienen las preguntas “hacer playa alli?” y otras tantas… luego vienen las explicaciones de rigor, que esta a tantos kilometros de la gran ciudad, que es un lugar maravilloso, etc. Pasemos entonces al relato de lo que fueron nuestros 10 dias en Juquehy.

Partimos desde Montevideo, el Sabado 27 de Febrero via Gol a la mañana, con destino a Sao Paulo; puntualmente arribamos a Guarulhos apenas pasadas las 10 horas. Ya teniamos previamente reservado el alquiler de un coche, tramites que hicimos rapidamente luego de hacer Migraciones. Ya que el auto no te lo entregan en el aeropuerto, hay que caminar a lo largo de unos senderos bien parquizados hasta un lugar donde una van de la empresa te lleva hasta la oficina donde tienen los autos (aprox 3-4 km del aeropuerto); luego de un chequeo rapido, nos entregaron el coche y apenas pasadas las 11 AM ya estabamos entrando en la jungla de la Rodovia Ayrton Senna al noroeste. Sobre el final realizare una mencion sobre este lugar adonde se concreta la entrega y devolucion de los vehiculos, que es igual para todas las arrendadoras ya que todas estan alli.

Con mucha precaucion comenzamos a recorrer la Ayrton Senna (1a vez en el trafico paulista), tuvimos un peaje (menos de R$4) y al llegar a la ciudad de Mogi das Cruzes hay que tomar a la derecha para acceder a la rodovia Mogi-Bertioga, que lleva hacia la costa. Sin querer, al pasar por un pueblito nos desviamos, ingresando al mismo y saliendo a la rodovia por otro lado, casi sin darnos cuenta. Pero lo mejor estaba por llegar: la subida y posterior bajada de la Serra do Mar hasta casi llegar al oceano, es sencillamente espectacular. Curvas, contracurvas, algunas de ellas muy cerradas, atencion! Mucha precaucion al manejar aqui, pero el paisaje es hermosisimo! Cada tanto hay descansos donde uno puede parar y tomar algunas fotografias, especialmente en un lugar del cual se ve una enorme cascada en las montañas de enfrente, con el oceano a lo lejos, majestuoso, bañando las costas de la ciudad de Bertioga.

Ya llegando al oceano, la Sra del GPS te obliga a tomar hacia la izquierda, en direccion a Sao Sebastiao, y por esta ruta (Rodovia Bertioga-Sao Sebastiao) luego de 45 km arribamos a nuestro destino final, Juquehy.

Nos alojamos en la Pousada do Almirante, distante a 300 metros de la playa. Muy buena posada, incluye desayuno, piscina y un muy buen servicio de playa (sombrilla y reposeras).

Pasamos un sabado y domingo a pura playa, el mar es realmente hermoso alli, casi sin olas y con una temperatura ideal. Playa muy limpia y segura, hay vendedores pero no molestan, cada uno en lo suyo.

El domingo a la noche el tiempo desmejoro, y vino un aguacero de tal magnitud, que el arroyito que transcurre placidamente frente a la posada transformose en rio, invadio la calle y tambien la posada; por suerte, nosotros nos encontrabamos en el piso superior y no tuvimos consecuencias, pero las habitaciones de abajo tuvieron una noche movida… en 4 horas, llovio el equivalente a 3 meses de precipitaciones. Todos los pueblos costeros de la region padecieron el mal tiempo, inclusive hubieron personas fallecidas en el vecino pueblo de Boissucanga, al desmoronarse un morro.

Lunes y Martes fueron dias mas frescos y lluviosos, por lo que decidimos recorrer la region, visitando playas y ciudades vecinas como Cambury, Praia da Baleia, Barra do Sahy, Boissucanga, Maresias y Sao Sebastiao. Mencion especial para la parte historica de Sao Sebastiao, de construcciones portuguesas muy bien conservadas, y una avenida beira mar muy prolija y bien mantenida.

De mas esta decir lo hermoso del trayecto entre Juquehy y Sao Sebastiao, con hermosas vistas de mar y montaña, con alguna cascada a la cual se puede acceder (Cachoeira Toque-Toque).

Otro lugar hermoso para tomar fotos y recrear la vista, es sobre el Km 134 de esta ruta, antes de llegar a la localidad de Guaeça.

Ya el Miercoles, el tiempo mejoro notablemente y entre este dia y el lunes siguiente nos dedicamos 100% a la playa en Juquehy. Los precios en este lugar de restaurants y negocios en general no son del todo bajos, cosa que ya nos habian adelantado; no obstante, siempre existen las alternativas mas economicas, ya que hay 2 supermercados bastante completos, ubicados en pleno centro, en un radio de 150 metros.

Si puedo decir sobre un debe de esta region, es en material de infraestructura vial. Las calles principales de Juquehy estan en un estado bastante precario, cosa que no condice con el nivel de muchas de las construcciones que alli hay, algunas de tipo palaciego. Mismo la Rodovia Bertioga-Sao Sebastiao, que viene a ser la Rio Santos (BR 101), me llamo poderosamente la atencion lo angosta que es para la importancia que tiene. No puedo imaginar lo que debe ser un retorno de paulistas en plena temporada, digamos un Domingo de tarde! Por esta razon, fue un acierto la epoca en la que fuimos, fuera de temporada y regresando al area de Sao Paulo un dia Lunes.

Finalizando, vuelvo sobre algo que queria hablar acerca del lugar donde los autos de alquiler se entregan y reciben. Como ya habia adelantado, la entrega/devolucion no se realiza dentro del predio del aeropuerto, sino que esto ocurre a unos km de alli, en una zona conocida como Cumbica. Uno sale de la terminal, camina por un area muy bien parquizada y techada, hasta un lugar en donde una van de la empresa arrendadora te recoge y te lleva hasta Cumbica, Avenida Helio Smith S/N, donde tu retiras el coche; cuando uno retira el auto, es el momento de inicio de vacaciones, cuando uno llega lleno de ilusion y lo que menos se piensa es que hay que llegar a ese lugar el dia de la devolucion del vehiculo. Para nuestros intereses, fue una suerte que observase un hotel ubicado en ese lugar, el Hotel Pullman (Ex Caesar Hotel), muy lujoso para una zona tan poco agraciada por lo gris… menos mal que recorde la existencia de ese hotel, porque fue lo que nos salvo para llegar a ese lugar perdido entre la jungla de autopistas. Intente llamar a Avis desde Juquehy para obtener datos de como llegar, y fue como llamar a mi casa en Montevideo, a sabiendas que nadie iria a attender el telefono… de regular para abajo los servicios de atencion al cliente en Brasil. Finalmente, las indicaciones de como llegar al hotel fueron las que nos llevaron a destino, y no por la carteleria en la cual nada indica por ningun lado sobre las rentadoras de coches… espero que en un futuro cercano se pongan las pilas en Brasil.

En sintesis, puedo decir que nuestra experiencia en el Litoral paulista fue muy buena, y que volveriamos de muy buena gana a la region.

Otra vez, gracias Tony por los datos invalorables tanto de tu blog de Brasil como en el de Sao Paulo. Espero que el relato haya sido del agrado de todos.

Daniel / Montevideo.

Categoría: blog

Comentarios (5)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. Mariela says:

    Hola, te consulto…como es el centro de Juquehy? y el de Maresias? Vamos con niños pequeños. Hay algo para hacer con ellos?
    Cualquier info nos sirve!Muchas gracias!

    • Tony Tony says:

      Mariela, además de la detallada descripción que aparece en el texto, mira los textos Juquehy y Maresías.

    • Daniel says:

      Mariela, el centro de Juquehy es pequeño, tienes variedad de restoranes, un pequeño mall y poco mas. Maresias es algo mas grande, y puede ofrecerte algo diferente. Pero sin dudas que Juquehy es un lugar muy familar, donde en la playa abundan los niños.

  2. Santiago says:

    Hola Tony
    Como estas. No se si es correcto dejar este comentario aqui. Soy seguidor de tu blog, tanto para informarme como para cuando me agarra un poco de “saudade”. Recien vuelvo de Maresias, y fue muy util saber que podia ir directo desde Guarulhos, pasando por Sao Jordao Dos Campos, Sao Sebastiao, hasta Maresias. Es mas largo el camino y hay que hacer trasbordos, pero el omnibus directo salia al mediodia y horas mas tarde, 19:40, y sin esa informacion hubiese estado todo el dia en el areopuerto! solo son tres horarios por Litoranea directo, a la madrugada, al mediodia, y a las 19:40.
    Maresias, fuera de temporada, solo tiene actividad el fin de semana, de los paulistas que escapan de la ciudad. Los demas días no hay nadie, y es ideal para quien busca tranquilidad. En septiembre hay muchas lluvias, o al menos eso me paso a mi, (de cinco dias llovieron 3 y medio) Personalmente me gustaron mucho mas las playas de Juquei y Pauba. La primera esta a un rato de omnibus y la segunda, por un a “trilha”, pegada a Maresias.
    En fin, es un lugar que vale la pena visitar.
    Saludos y muchas gracias por el blog!

    • Tony Tony says:

      Estimado Santiago, muchas gracias por tu contribución, con tu permiso, la voy a añadir a los comentarios de la entrada que dedicamos a Maresias en el blog de São Paulo. ¡Muchas gracias por todo!

Deja un comentario