cuándo visitar el Pantanal

17 June 2013 | By More

Pantanal, Mato Grosso

El ciclo de las aguas en el Pantanal

Antes de poder hincarle el diente a la mejor época del año para visitar el Pantanal, se hace imprescindible entender el ciclo del agua, que en el caso del Pantanal se convierte en un factor que determina de forma crucial lo que el visitante va a poder ver. Como ocurre en la región amazónica (de ello hablamos en la “cheia” y la “seca” en la región amazónica), y salvando las distancias, el Pantanal vive dos ciclos anuales del agua, el de la inundación y el de la sequía. Entre una y otra los ríos de la región sufren oscilaciones de entre 4 y 6 metros de altura.

1. La enchente.

En diciembre comienzan las lluvias en el Pantanal y muy especialmente en las regiones fronterizas en las que se encuentran las cabeceras de los ríos que riegan la planicie. Las abundantes precipitaciones hacen que el nivel de los ríos comience a subir. La mayor planicie inundable del planeta comienza a llenarse, de ahí el nombre de enchente (encher en portugués significa llenar). Estamos en la época del llenado.

2. La cheia.

Entre marzo y abril los ríos de la región alcanzan su máximo nivel anual, en una época descrita como cheia (lleno). Los ríos han alcanzado su máximo nivel y la mayoría de la superficie del Pantanal está bajo agua. En un año con precipitaciones muy abundantes, hasta el 95% del Pantanal puede quedar bajo agua. La abundancia de agua se traduce en la exuberancia de la vegetación de toda la región.

3. La vazante.

En mayo se detienen las lluvias y poco a poco el nivel de los ríos comienza a bajar, en un descenso que puede ser observado de un día a otro. Es la época de la vazante (vaciado). La materia orgánica transportada por los ríos comienza a ser depositada en las márgenes de los ríos y las playas que van apareciendo, fertilizando el suelo y contribuyendo a la enorme diversidad del bioma.

4. La seca.

Después de varios meses sin precipitaciones, en octubre los ríos de la región alcanzan mínimos anuales. Estamos en la seca, la época de la sequía, en la que el paisaje del Pantanal está dominado por los tonos ocres y amarillos del árido.

El ciclo de lluvia y sequía se repite tanto en el Pantanal Norte como en el Pantanal Sur, pero es interesante destacar que la intensidad de los fenómenos no siempre es la misma en las dos grandes regiones del Pantanal (que corresponden administrativamente a los estados de Mato Grosso y Mato Grosso do Sul). Así, por ejemplo, en 2013 los ríos del Pantanal Norte llevaban mucha más agua que los del Pantanal Sur. Corresponden a cuencas hidrográficas diferentes y dada la gigantesca extensión de la región, la disparidad de precipitaciones en uno y otro lugar puede traducirse en estas diferencias enre las regiones.

El Pantanal entre diciembre y abril: vale la pena evitarlo

Pantanal

Solo hay un periodo del año en el que evitaríamos en la medida de lo posible la visita al Pantanal: entre los meses de diciembre y abril. Este periodo, de hecho, coincide con la temporada baja en la región y algunas pousadas cierran sus puertas durante el periodo. La combinación de tres elementos, lluvia, mosquitos (muchos, muchísimos, feroces en esta época del año) y calor, hacen que este no sea el mejor periodo para disfrutar de las maravillas naturales del Pantanal.

El Pantanal entre mayo y junio: una delicia de agua y verde

Pantanal, Mato Grosso

En DE VIAJE A BRASIL queremos divergir de la mayoría de las guías de viajes que señalan el periodo entre julio y noviembre como el mejor para visitar el Pantanal. Para nosotros, hay dos periodos excelentes para visitar la región, cada uno con sus peculiaridades, con sus pros y sus contras. El primero sería mayo y junio, el segundo julio a noviembre.

Es interesante que para varios habitantes del Pantanal con los que hablamos en diferentes ocasiones, la época favorita del Pantanal es esta, la de mayo y junio: en ninguna otra época del año la vegetación se muestra tan exuberante y el paisaje está tan bonito. Pero vamos a ver los puntos fuertes y débiles de este periodo.

A favor:

  • solo el que visita el Pantanal en esta época del año consigue ver la planicie inundada que da fama a la región y que la singulariza como un bioma único. Los pastos están inundados, los ríos alcanzan sus máximos niveles anuales y los corixos (especies de meandros abandonados) también están repletos de agua.
  • el verde, las flores y la vida dominan el paisaje.
  • aunque hace calor durante el día, por la noche las temperaturas refrescan, llegando a mínimos realmente gélidos en las noches más frías de junio y julio, cuando el termómetro se puede acercar a los 5°.
  • hay muchas excursiones a bordo de canoas y kayak.
  • ahora es la mejor época para hacer los fantásticos paseos a caballo por las praderas inundadas.
  • se puede recorrer la Rodovia Transpantaneira en un vehículo alquilado normal, sin necesidad de que tenga tracción a las cuatro ruedas.

Contra:

  • como los ríos están en su nivel más alto y todavía no han aparecido ni los barrancos ni las playas fluviales, esta no es una buena época para observar jaguares y otros mamíferos como las nutrias gigantes que suelen aparecer en las riberas.
  • hay tantos mamíferos terrestres como en la época seca, pero como la vegetación está muy alta, los animales son más difíciles de ver.
  • especialmente al comienzo de mayo, y dependiendo del nivel alcanzado durante la inundación, puede ser imprescindible desplazarse por la región en un vehículo 4×4 que permita salvar trechos inundados.

El Pantanal entre julio y noviembre: mamíferos, calor y sequía

Pantanal, Mato Grosso

Estamos en la temporada alta del Pantanal, la época más clásica para el que visita la región con un objetivo en mente: ver muchos mamíferos.

A favor:

  • casi no llueve durante el periodo.
  • conforme se acerca la época de la seca, del nivel mínimo de los ríos, se va haciendo cada vez más fácil el avistamiento de los grandes mamíferos. Los animales se concentran en los pocos lugares en los que queda agua. Es la mejor época del año para ver jaguares, nutrias gigantes y otros mamíferos.
  • Entre julio y septiembre se produce la maravillosa floración de los ipés, árboles típicos del Pantanal que obsequian al visitante con sus vivos colores.

Contra:

  • el que visita el Pantanal durante esta época no ve la llanura inundada que caracteriza a la región.
  • hace un calor horrible, muy especialmente entre septiembre y noviembre, cuando las temperaturas diurnas pueden alcanzar los 45° y las mínimas nocturnas pueden no bajar de desagradables 30°. El intenso calor condiciona mucho las actividades que se realizan en la región, concentradas casi exclusivamente en las primeras y últimas horas del día. Durante el resto del día, es un chute continuo de aire acondicionado.
  • es la época de las queimadas, de los grandes incendios que provocan nubes de humo que dominan el paisaje.

Más información sobre el Pantanal

Nuestro texto destinos: el Pantanal contiene una gran cantidad de información sobre la región y un espacio para que dejes tus consultas. Échale un vistazo también a 10 momentos mágicos en Mato Grosso.

Etiquetas: ,

Categoría: destinos: Mato Grosso

Comentarios cerrados.