vacaciones en Bombinhas

15 May 2009 | By More

Carolina estuvo quince días de vacaciones en Bombinhas y amablemente nos lo cuenta ahora en el Rincón del viajero del blog. Las fotos que ilustran esta entrada son de Carolina. Si, como ella, quieres compartir datos de tu viaje con otros viajeros, escríbeme a la dirección de correo que aparece en la página de contacto del blog.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Viajamos a Bombinhas en la primera quincena de marzo de 2009.

Alojamiento

Lo decidimos en forma independiente.Nos metimos en páginas de Brasil y ahí investigamos las opciones de posadas. Nos decidimos por la posada Ganesh, cerramos el trato vía internet,
pagamos el cincuenta por ciento con tarjeta vía internet y el resto lo pagamos cuando llegamos allá. La sorpresa fue que finalmente nos convino hacer la reserva y pago de la mitad con anterioridad , ya que los precios de las habitaciones estaban mucho más caro para los que llegaban y preguntaban. Habían aumentado o nosotros al hacerlo de esta forma obtuvimos un importante descuento. Realmente recomiendo esta forma (ya es la tercera vez que viajo de esta manera y jamás tuve problemas, de hecho es ventajoso para el que desea Ahorrar). La crítica a la posada Ganesh es positiva. La posada es tal cual se la ve en las fotos de su página web. El jardín es una preciosura. La atención de su personal es excelente. El desayuno es variado, quizás podría serlo un poco más. El horario es de 8:30 a 10hs. Para nuestro gusto hubiésemos preferido que sea un poco más extenso, o sea que abran a las 7hs am y cierren a las 11hs, más que nada teniendo en cuenta que si se hace una excursión, en la que hay que salir temprano, esto no da tiempo para desayunar. El desayunador es el mismo lugar que por las noches, en marzo, los jueves, viernes y sábados funciona de Sushi Restó. Es muy agradable, no es al aire libre, tiene ventanas que dan a la calle, y una puerta ventana que da a su jardín y donde se encuentran las distintas habitaciones repartidas en dos casas de dos pisos, con estilo muy cálido.(cómo se ve en la foto) con una vista agradable. El jacuzzi estaba incluido, está al aire libre, lo único que nos hubiese gustado es que el jacuzzi tuviera agua caliente, era únicamente con agua fría, y por la tarde al aire libre, sin darle el sol, estaba muy fría como para meterse. Pero con un entorno super romántico y bastante íntimo (no te ven de la calle, ni de otras habitaciones, únicamente si se asoma otro huésped de la posada, para ver si está ocupado). Si bien otros huéspedes lo pueden usar, en el lugar que está ubicado da bastante privacidad comparado con otras posadas que se está muy expuesto al resto, incluso los que pasan por afuera (cómo en el caso de la posada Vila Paraíso, que es hermosa pero tiene ese detalle que al caminar por el puentecito hacia la playa de embrulho y lagoinha uno desde afuera puede ver los jacuzzis e hidromasajes(divinos igualmente). Esta posada la vimos por afuera y se puede ver que es preciosa y con muchos servicios (nosotros la descartamos en este viaje porque no nos daba el presupuesto, pero para el que le dé, ténganla en cuenta).

Volviendo a la posada Ganesh. La entrega de llaves para que realicen la limpieza del cuarto es hasta las 14hs, esto esta bueno para el que un día tiene ganas de quedarse en la habitación ociosamente. La limpieza es muy buena, lo único es que el cambio de toallas y sábanas era cada cuatro días, esto no lo habíamos previamente entendido así, y mucho no nos gustó, pero es cuestión de la próxima preguntar cada cuanto se cambian las toallas y las sábanas. Por las tardes, cuando uno regresa de la playa, puede pedir agua caliente para el termom es gratis y la atención de la encargada (Christiane) es más que excelente (ella además nos sugirió excursiones y nos hacia el contacto llamando por teléfono). La posada no tiene mesa de tarde para tomar un té, pero tiene en el jardín sillas y mesas donde uno puede improvisar una rica merienda, acompañado del hermoso paisaje propio de su jardín y de tranquilidad. El precio de la posada es acorde a los servicios que ofrece, en general pesa más lo positivo. Las habitaciones son amplias, la cama es cómoda, tiene placares grandes, una heladera para guardar productos de frio que uno se quiera comprar, el aire acondicionado funcionaba muy bien, no tiene ventilador. Con respecto a decisiones de si ventilador solo o aire acondicionado: para tener en cuenta, en Bombinhas no vimos una sola casa, posada o edificio en cuyas ventanas tuviesen mosquitero. Pareciera que no existe allí el uso del mismo, por lo cual nos pareció óptimo tener aire acondicionado, sobre todo porque si sólo se tiene ventilador o se dejan las ventanas abiertas para que circule aire , en la tarde o noche, se llena de mosquitos y bichos de tamaño considerable. Volviendo a las habitaciones de la posada Ganesh: Los baños también son amplios y funcionales. Nuestra habitación sólo tenía ducha, pero muy buena, nos llamó la atención un enchufe detrás de la ducha (nos preguntamos para que lo usaran). El agua caliente salía perfecta, aunque se tardara en bañarse. En la posada sólo había wireless, no tienen computadora con internet para uso libre de los huéspedes. Hay que llevarse notebook o ir a algún ciber, está lleno de ellos, sale un real los quince minutos. La posada está muy bien ubicada, está exactamente como lo describe en su página web, Por camino sin pendientes hacia la playa de bombinhas (2 cuadras y media) y tres cuadras de la playa de quatro ilhas. Súper fácil para ir a cualquiera de las dos.

Playas

Desde la posada Ganesh ubicada a 2 cuadras de la zona centro de Bombinhas, ubicación a nuestro gusto privilegiada (hay otras posadas en esta cuadra ), se accede por camino sin pendientes hacia la playa de Bombinhas centro (2 cuadras y media) y tres cuadras para la playa de quatro ilhas. Súper fácil para ir a cualquiera de las dos. Para ir a la playa de Mariscal hay que tomarse un micro, la praianha , el servicio es muy malo en cuanto a la frecuencia. Sale 2.25 reales. Hay que salir con mucho tiempo y paciencia. Si se tiene auto es una pavada, en cinco minutos se está, cruzando un morro bastante pronunciado que no es recomendable a pié (hay que tener en cuenta que los brasileros andan tipo rally , muy rápido, y en la calle que atraviesa el morro no hay banquina, es medio peligroso a pie). La playa de Mariscal es grande, tiene más playa. El agua cuando fuimos estaba celeste y turquesa, más cristalina que las demás y un color que se parecía a las playas del Caribe, la arena súper finita y blanca. Una belleza. Para el que va con auto es una buena opción alojarse en una posada en mariscal, es mucho más barato porque no tiene vida nocturna, pero los servicios de las posadas son más por menos dinero y si se va con auto, a la noche en cinco minutos se está en el centro de bombinhas cruzando el morro. Además tiene más espacio en la playa y hay más lugar para el que va con chicos o el que le gusta no estar amontonado. Del otro lado de Mariscal está Canto grande, es una playa pesquera, es muy lindo ir en el atardecer. La playa de Bombinhas es hermosa también pero es más chico el espacio de arena y se llena de gente a lo Mar del plata en temporada. No tiene olas y en ese sentido esta lindo también para disfrutar el agua y para quienes van con chicos. Mariscal y quatro ilhas tiene olas, pero el agua no estaba fría, estaba agradable e invitaba a nadar, porque las olas no lastiman, obviamente a una distancia prudente de la costa. Tiene como dunas de arena debajo del agua, es re lindo caminar dentro con el agua por la cintura. Hay sectores marcados con banderas, que delimitan lugares peligrosos para meterse, Hay que tener en cuenta esto porque a veces te tira hacia adentro, pero el resto que está marcado para meterse realmente es alucinante. A nosotros es la playa junto con la de Bombinhas que más nos gustó. Son diferentes entre sí e imperdibles de conocer.

Desde la playa de Bombinhas se llega caminando hasta lagoinha, pasando por las playitas de embrulho. Son playas chiquitas pero re lindas más que nada para hacer snorquel , uno se puede llevar el suyo o si no lo puede alquilar por 5 reales la tarde. Está lleno de peces de colores. En el centro te venden un protector para la cámara de fotos para sumergirla en el agua y sacar fotos, nosotros la compramos y sacamos fotos debajo del agua sin problemas. También Se puede andar en kayac, 5 reales la hora. Por el extremo de la playa lagoinha se accede caminando por las calles a la playa Retiro de los padres es chiquita, detrás de ella hay mata, y para acceder a ella se pasa al lado de un camping de muy feo aspecto que tiene acceso a esta playa. De la misma manera y conectadas en un punto por el mismo camino se accede a la playa sepultura, esta queda al otro lado, el entorno es lindo y la playita es chiquita y sin olas, para hacer snorquel y muy tranquila. Por el otro extremo de Bombinhas, saliendo por las calles, a unas 10 cuadras, algunas con inclinación, se llega a la playa de Bombas, es muy similar a Bombinhas , con apenas un poquito de olas, y el centro si bien es más extenso tiene menos opciones que en el de Bombinhas.

Tiempo

En la primera de marzo, los días que nos tocaron fueron hermosos, un calor de verano que no sofocaba, daba muchas ganas de meterse a cada rato al agua y también se podía estar dentro del gazebo o bajo la sombrilla. Salvo dos días de lluvia y uno muy atípico donde llovió muchísimo y muy muy fuerte durante el día y la noche e incluso esa noche tipo 22hs se cortó la luz en todo Bombinhas (la ciudad no estaba preparada, según nos dijeron fue la primera vez que sucedía algo así). Nos volvimos bajo la lluvia y la luz de la luna a la posada (si se le mira el lado positivo a esa noche, fue algo irrepetible). En la posada el dueño nos acompaño a la habitación con un farol de noche (muy amable con nosotros), y a eso de las 2am volvió la luz a la ciudad. Al otro día vimos que se desmoronaron algunos puentes para bajar a la playa y algunas calles se rompieron por el agua que pasó por debajo. Después de ese día el agua no estaba cristalina como los días anteriores, igualmente fueron nuestros últimos cuatro días en Bombinhas de los 14 que fuimos. E igualmente el agua estaba agradable para meterse, aunque estuviese no tan transparente debido a la tormenta. Tenemos entendido que marzo es mejor que enero, según nos dijeron, este año se la pasó lloviendo casi quince días. La realidad para nosotros es que sacando esos tres días de lluvia donde sólo en uno de ellos no nos pudimos meter al agua porque daba frio. El resto de nuestra estadía estuvo hermoso, disfrutamos del sol y la playa a full.

Excursiones

Se puede pagar una excursión para bucear (nosotros hicimos la que ofrece “pata da cobra”, reales 160 cada uno, la recomiendo definitivamente, te incluye adaptación un día antes en una pileta para el que nunca buceó. Te llevan a la isla de Arvoredo, es un paseo de un total de seis horas más o menos. Nosotros tuvimos suerte de ver un delfín fuera de época. Además está incluido el aperitivo arriba del barco, la bebida, el snorkel libre mientras se espera a bajar a bucear, ya que cada uno baja con un instructor, el equipo de Buceo con la ropa de neoprene). Es muy responsable todo.

Otra excursión es ir a conocer Porto belo. Porto Belo es más que nada una pequeña ciudad con menos centro que Bombinhas y su playa no es tan linda, es más tipo pesquera. Nosotros fuimos allí contratando una excursión en el “Puerto de los piratas”, tuvimos que ir con la praihana hasta Porto Belo, la praiana tiene parada en el puerto de los piratas que allí se encuentra. Allí tiene un lindo lugar con mesas y sillas para tomar algo o no, mientras se espera el turno para ir al muelle a subir al barco. Te ofrecen varios recorridos, nosotros elegimos el circuito que incluía poder tirarse al mar en caixa de aço y la isla de Porto Belo, allí te permiten bajar y quedarte tres horas hasta el próximo barco que te lleva de vuelta. Hay dos animadores para los que quieran ir bailando al ritmo de las olas que te despegan unos cuantos centímetros del piso y los que quieren ganarse una caipiriña, ya que arriba del barco si querés beber algo lo tenés que comprar.

En la isla se puede hacer una caminata ecológica llamada “Pedra da cruz”, por 5 reales entrás a un circuito numerado dentro del morro!, allí se pueden ver iguanas gigantes que a veces salen al camino, especies de pájaros , flores , plantas, etc. Y también se ven inscripciones rupestres. Tiene un mirador a mitad de camino. Tarda más o menos una hora en hacer el recorrido. Se entra sin guía. El sendero mide 1 metro mayormente. Se sube a una altitud de 74 metros, no tiene mucha dificultad. Muy lindo para hacer. También en la isla hay un museo al que nosotros no fuimos y hay restaurantes. Esta excursión la pagamos 35 reales cada uno.

También se puede hacer cabalgatas por la playa y otro circuito. Se llama “Cabalgatas Bombinhas” había folletos en la posada y en negocios. Se llama previamente por teléfono y se reserva. Se sale de la playa de Mariscal. Nosotros hicimos la de 25 reales cada uno. Cabalgamos casi dos horas por calles alejadas y base de los morros en mariscal. Se puede hacer otra que te llevan a playas vírgenes y cascadas, (es necesario que no llueva ni haya llovido el día anterior). Esta salía 70 Reales. Realmente fue hermoso el paseo.

En la playa se puede hacer “bananaboat” por 15 Reales los 7 u 8 minutos. O Flyer por 25 Reales los 10 minutos.

También se puede volar en paracaídas (te llevan en lancha con un paracaídas), esto consistía en salir desde un extremo de la playa de Bombinhas, elevar, ir hasta el otro extremo volando, volver y bajar.

Hay muchas trilhas ecológicas para hacer a pié. Subir al morro de los macacos (hay que calcular tres horas de sol, para subir, quedarse arriba y luego bajar).También por el extremo de Canto Grande se accede a una trilha que llega a la playa de Tainha.Nosotros no la pudimos conocer pero nos dijeron que es hermosa.

Servicios

La vida nocturna de Bombinhas se centra en el que está en la playa Bombinhas. No hay lugares para ir a bailar. Hay opciones de restaurantes de frutos marinos, con la especialidad “Secuencia de Camarón” imperdible!!! (en un restaurante en el centro de la playa de Bombas se consigue precios un poco más baratos en la secuencia. Reales 52 para tres personas o dos con mucha hambre. También hay opciones de restaurantes al estilo tenedor libre donde te sirven pizzas (prueben la de chocolate con mozzarella, rara pero exquisita), hay pastas, ensaladas, carnes y en algunos hay mesa de postres, por sólo 16 Reales. La bebida salía igual en todos lados: 2 Reales el agua ½ litro y 5 reales la botella de cerveza de ¾ litros. Al precio hay que sumarle el 10 por ciento del total, lo que suplanta la propina y es obligatorio. Hay restaurantes que tiene vista al mar, de noche y de día. Hay dos restaurantes que por la noche contratan músicos en vivo. Hay muchas tiendas de souvenirs y de ropa (se consiguen oportunidades pero en general es caro). Farmacias, hay dos supermercados grandes en el centro de Bombinhas que cierran a las 21hs. Los precios del Súper son muy parecidos a los nuestros. El alquiler de un auto cuesta unos Reales 110 por día.

Bombinhas es un lugar al que volvería! Espero les sirva la Info.

Etiquetas:

Categoría: destinos: Santa Catarina, rincón del viajero

Comentarios (1)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. Tony says:

    Dejad todas vuestras consultas relacionadas con Bombinhas, incluidas las de este relato, en la entrada enlaces: Bombinhas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies